Con la nueva computadora, vino una selección de cosas realmente maravillosas y con unas nuevas perspectivas, si en algún momento se le pudiese llamar de ese modo. Comencé a entender que mi familia ha estado siendo afectada por un virus de avanzada. Con la nueva computadora vinieron nuevas opciones, nuevas relaciones, nuevos estados de ánimo, nuevas ilusiones, nuevas alucinaciones y, por ende, una nueva familia.

1.
Mi padre me ha echado de casa con su forma de ser, no le gusta cuando subo el volumen de mi amplificador porque no puede contrarrestarlo con el de su radio transistor y se pone realmente iracundo. Cuando come, es como si tocase una batería: tas tas tas tas… una y otra vez, es insoportable. No le gusta escuchar a los demás y últimamente tampoco es que le guste mucho dejarse escuchar. Siempre supuse que era un solapado, aunque bueno, ya ni le conozco.
2.
Las enfermedades se han vuelto también bastante novedosas, tanto así, que nadie sabe qué tiene mamá hace aproximadamente 3 años, desde que se compró su nueva computadora. Es como si su antivirus no funcionara y su sistema inmunológico se desactualizara cada vez con mayor frecuencia. No sale de una para meterse en otra. Desde ese entonces desconfía más de los seres humanos y mucho más de su horno microondas, pero aun así nunca quiere que se vaya de su lado.
3.
De mi hermana no se nada desde hace aproximadamente 10 años,  y en algún momento comencé a odiar a mi exnovia por tener su mismo nombre. Ha negado que somos hermanos durante todo este tiempo, pues no sabe de mi existencia y espero que nunca llegue a saberlo. Vive en el sótano y creo que allá vivirá siempre, ya que ahora el boom del momento es el reencauche de la serie “V la batalla final” en tres dimensiones y ella cree que es un reptil. No quisiera imaginarme lo que come allá abajo.
4.
Mi hermano decidió operarse para tener unos audífonos permanentes, incluidos unos lentes. Siempre pensó que las estrellas tenían lentes y que lo veían a él directamente. Seguramente también habrá pensado que podía escucharlas y que podía hablarles… sin micrófono.
5.
Mi planta, tiene el mismo nombre de mi madre y se ha deprimido, no ha vuelto a decir absolutamente nada, aun no sabe escribir y ahora la tortuga es quien tiene el control del hogar y fue mucho más astuta que nosotros. Supo cuando decir las cosas, de un modo breve y sencillo, pudo haber sido inventor de twitter si lo hubiera querido.  Con torpeza escribió en el patio trasero: OUT. Eso redefinió la nueva forma de comunicarse de mi familia, nadie volvió a decir absolutamente nada, simplemente escribíamos para quien quisiera leer y bueno,  este complejo sistema de tags se volvió una nueva señalética, llena de mensajes que finalmente nadie leyó y donde todos terminamos obedeciendo a la tortuga, y así todos terminamos largándonos para nunca volvernos a ver.
Y bueno, ahora vivo feliz con mi nueva  familia. Nunca pensé en tener hijos, ni en casarme, de hecho, no había pensado en una vida después. ¿Después de qué? No lo se. Supongo que ya estoy en el futuro y que puedo comunicarme de un modo avanzado. ¿Y que cuál es mi nueva familia? Mi planta que se convirtió en mi madre y mi nueva computadora que aun no se cómo se llama.
Anuncios

Acerca de Datajunkie

Soy buen agente, dame una brazo. Derechos Reservados. Medellín. Colombia.

Un comentario »

  1. Agus dice:

    Te leo siempre aunque nunca comento, en mi familia las cosas también se están dando así, la nueva sociedad hipercomunicada no me deja comunicarme con mi familia… besos desde argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s